lunes, 9 de abril de 2012

ASAMBLEA ANUAL DE JUBILADOS Y PENSIONISTAS

           
            El pasado día 7 de abril, coincidiendo con la festividad de Semana Santa y aprovechando que acuden al pueblo casi todos los vecinos que viven fuera, la Asociación de Jubilados y Pensionistas San Antonio de Padua de Albendea celebró su Asamblea anual en los locales del Centro Social. Asistieron a la misma casi todos sus miembros, cerca de setenta en total, que abarrotaron casi por completo el recinto municipal, sede de esta Asociación albendense.
            Luis González, Presidente de la Asociación de Jubilados desde hace siete años, presentó las cuentas del ejercicio anterior y los proyectos y presupuesto del ejercicio presente, advirtiendo al resto de socios de los recortes presupuestarios que han sufrido por la supresión de subvenciones por parte de la Administración. Estos recortes sin embargo, afirmó el Presidente, no afectarían directamente a las actividades principales que realiza la Asociación a lo largo del año, aunque sí quiso concienciar a los socios de la importancia que tienen sus aportaciones anuales con el pago de su cuota individual.
            Aprovechando esta Asamblea, la Asociación de Jubilados quiso rendir un homenaje a Gema Ocaña Llandres, mujer polifacética y trabajadora incansable, vecina de Albendea, responsable de la biblioteca del pueblo y auxiliar del Ayuntamiento. Gema es una de esas personas que se vuelca con sus vecinos, auxiliando altruistamente a quien precisa su ayuda, sin rehusar jamás la asistencia que se le requiere. Con su disponibilidad durante las veinticuatro horas del día, Gema es una de esas personas, cuya ausencia sería casi imposible sustituir.
            Luis González le entregó una placa en homenaje a su labor y a la ayuda desinteresada que constantemente presta a la Asociación de jubilados y demás habitantes de Albendea. Jesús Calvo, secretario de esta asociación y un artista de la miniatura, le ofreció una maqueta que había diseñado especialmente para Gema.
            Tras las palabras de agradecimiento que ofreció Gema a sus vecinos, desmereciendo modestamente este homenaje, la Asociación San Antonio de Padua ofreció a sus asociados y demás asistentes invitados una chocolatada, elaborada por María Crespo, tesorera de la asociación, Soledad González, Carmen Canales y otras asociadas, chocolatada que estuvo acompañada con unos bizcochos. Tras el ágape del chocolate y los bizcochos, los vecinos abandonaron el local municipal para continuar con las actividades propias de Semana Santa.
            Hay que señalar, por último, la importante labor que desarrolla la Asociación de Jubilados por la gente de más edad del pueblo, organizando numerosas actividades que contribuyen a entretener a la población senescente de Albendea. En ella se organizan viajes por toda nuestra geografía, diversos tipos de talleres y algunas comidas a las que pueden acudir todos los vecinos de la localidad.
                                                                             


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario